<$BlogMetaData$>

viernes, abril 21, 2006

Reflexiones colombianas (5). Símbolos nacionales

El primer día de viaje acabó con una cena en uno de los mejores restaurantes de Cali. Se llama Las dos parrillas y está dedicado servir carne. Tiene un restaurante gemelo, del mismo propietario, en que se sirve además marisco y comida china. Pedimos un Chateaubriand, un solomillo unos 30 centímetros de largo, para dos personas. Delicioso, simplemente. Pero algo pesado, especialmente después de almuerzo considerable.

A las diez estábamos en el hotel y nos fuimos a dormir. Al día siguiente me desperté a las dos y media, una hora más tarde que el anterior. Imagino que si hubiera cenado menos hubiera dormido más. En todo caso, descansé lo suficiente.

Empezaba el primer día de trabajo con la policía. La ceremonia de apertura empezó con el himno nacional, que todos los colombianos cantaron. Este es el himno:

CORO

¡Oh gloria inmarcesible!

¡Oh júbilo inmortal!

¡En surcos de dolores

El bien germina ya.

Primera estrofa.

Cesó la horrible noche

La libertad sublime

Derrama las auroras

De su invencible luz.

La humanidad entera,

Que entre cadenas gime,

Comprende las palabras

Del que murió en la cruz

Aquí se puede oír. ¿Sería posible un himno así en Europa? Por supuesto, no.

Después de una serie de discursos cortos nos fuimos a la sala en que se impartiría el curso. Empezó con una serie de 5 temas de unos veinte minutos. Mi discurso fue el más simple y corto, con los mensajes básicos.

A la dos y media habíamos acabado y nos fuimos al restaurante en que almorzamos el primer día, La vaca Argentina. Esta vez pedí un Filet mignon. Creí que sería un solomillo pequeño, pero no me lo pareció, aunque eran dos buenos cortes redondos, pero estaba cubierto por una salsa de champiñones. No estaba mal, en todo caso.

Tarde. Descanso y vuelta a Chipichape, el famoso centro comercial. Algunas compras más, la maleta no había llegado. En total compre: Traje (120 euros, un súper 100), camisa, corbata, camiseta, polo, pantalón de calle, dos calzones, dos calcetines, dos zapatos. Espero que lo pague Iberia. Nos tomamos también dos cervezas en el sitio. Mi cena fue un sándwich vegetal. Ese día dormí hasta las 4.


Para acabar, este es otro símbolo nacional, el escudo, con su explicación (tomada del sitio oficial, he corregido cinco faltas de ortografía):

Dentro de su interpretación actualizada podría decirse que el cóndor es ratificación de la vocación aviadora colombiana y del compromiso de las generaciones contemporáneas de dominar el vasto y contrastado territorio nacional, mediante el ejército de alas poderosas. La primera zona exige a los colombianos la explotación, el incremento y el usufructo de sus considerables recursos naturales; la segunda recuerda que la libertad se sigue conquistando todos los días, como en el Pantano de Vargas y Unín, lo hizo el pueblo con la misma lanza en la que campea el gorro frigio; la tercera zona afirma categóricamente la privilegiada posición geográfica de Colombia en lo continental y en lo universal, especialmente su condición costera del Atlántico, del Pacífico y ribereña del Amazonas.

Dejando el tono oficial, lo que se cuenta es que se refiere a la riqueza de Colombia (oro y frutas), a la guerra de independencia (gorro frigio, masonería...) y al Canal del Panamá que les robaron los norteamericanos. La bandera también tiene una historia curiosa.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Baby

 

 

AVISO: Este blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LSSI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio no será publicado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. El spam queda prohibido.
  

Site Meter