<$BlogMetaData$>

viernes, enero 20, 2006

Un loro desvela a su dueño que su novia se había echado un 'ligue'

LONDRES.- Los británicos comentan divertidos esta semana una historia que va de un loro y de una pareja de novios. Chris Taylor, un programador informático de 30 años, y su novia, Suzy Collins, una teleoperadora de 25, vivían juntos en Londres y compartían su amor por el esquí. En el apartamento de Taylor, sin embargo, había un tercer individuo: el loro Ziggy, adquirido hace ocho años por el programador y detestado por la novia.

Ziggy, un loro muy listo que debe su nombre a una canción de David Bowie, habla e imita todo tipo de sonidos. En un momento dado, empezó a repetir el nombre «Gary». Sobre todo, a decir «Hola, Gary» cada vez que sonaba el teléfono móvil de Collins. El novio no hizo caso de esta última manía de su mascota hasta que una noche, poco antes de Navidad, estaba abrazado a Collins en el sofá viendo la televisión. «Te quiero, Gary», dijo el loro imitando a la perfección la voz de Collins.

«Me dio un escalofrío en la espalda», señaló Taylor esta semana a varios diarios británicos. «Empecé a reírme, pero cuando miré a Suzy vi que se había puesto roja como un tomate y que estaba a punto de echarse a llorar». El resto de la historia es más o menos previsible. Taylor y Collins rompieron esa misma noche. Collins hizo las maletas y ahora vive sola, tras haber roto también con el tal Gary, que resultó ser un antiguo colega del trabajo.

«Se me revuelve el estómago de pensar lo que Ziggy ha podido oír o verles hacer», continuó Taylor, quien también reveló que ha tenido que desprenderse de su querido Ziggy porque cada vez que oía el nombre de Gary era como si «una daga» le atravesara el corazón. «Me extraña que se haya querido deshacer de ese puñetero animal. Hablaba más tiempo con él que conmigo», señaló Collins a los diarios británicos que rápidamente se encargaron de localizarla.«Yo no lo aguantaba, y parece que él a mí tampoco».


Pues la verdad que el pobre chaval va a ser la rechifla del país. Recuerda el caso de Los Cuernos de don Friolera, famosa obra teatral de Valle-Inclán cuyo comienzo podéis leer en este enlace allá por la página 23. El texto no se deja copiar, pero la afirmación repetida de "En el Cuerpo de Carabineros no hay maridos cabrones" es muy conocida. Don Friolera también se refiere a matar al gato, como testigo del delito.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Baby

 

 

AVISO: Este blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LSSI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio no será publicado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. El spam queda prohibido.
  

Site Meter