<$BlogMetaData$>

viernes, mayo 02, 2008

El otro manifiesto del 2 de mayo

Reproducimos a continuación el "otro" manifiesto del 2 de mayo, de 2008, realizado por un grupo de ciudadanos, afiliados al Partido Popular del distrito de Salamanca de la ciudad de Madrid.

Como dice Miquel en su blog Politeia, son los nuevos Daoiz y Velarde, los que se levantaron en el antiguo cuartel de Monteleón.

MANIFIESTO DEL 2 DE MAYO
Han pasado doscientos años y España es hoy una nación moderna y
democrática. La expansión de la libertad, siempre, ha demostrado ser el
camino correcto para nuestra Nación y todas sus instituciones.

El pasado 9 de marzo en el Partido Popular fuimos derrotados, por segunda
vez consecutiva, en unas Elecciones Generales. A pesar de haber
conseguido más de 10.300.000 votos, perdimos después de una legislatura
que se recordará como una de las más difíciles de nuestra historia
democrática y por un presidente que ha hecho de la desestructuración de la
nación, de la división entre españoles y de la ineficacia en la gestión las
señas de identidad de su acción de gobierno.

Tras esta derrota, los votantes y afiliados del Partido Popular hemos podido
contemplar con perplejidad cómo nuestro partido se ha replegado en un
inmovilismo y una autocomplacencia que muy pocos entienden.

Queremos dar cauce institucional y jurídico a un debate que se hizo
presente de manera espontánea en millones de afiliados y votantes del PP
desde la misma noche electoral.

Por este motivo los compromisarios electos del Distrito de Salamanca de
Madrid, libres e independientes y declarándonos ajenos a cualquier
obediencia personal, territorial o de corriente ideológica que no sean los
principios y valores establecidos en el ideario de nuestro partido y la
fidelidad a la voluntad mayoritaria de quienes nos han elegido,
declaramos
lo siguiente:

Estamos convencidos que existe un distanciamiento creciente entre la
sociedad española y los partidos políticos que la representan, que deberían
ser, como dice nuestra Constitución, instrumentos efectivos que canalicen
la participación política.

Ahora, cuando nuestro partido se halla en una situación de desconcierto, los
principios cobran más sentido político que nunca. El principio democrático,
aplicado también al ámbito interno del partido, se constituye en guía básica
para un proyecto que así puede ser capaz de volver a representar las
aspiraciones de una mayoría de españoles.

La división de poderes, garantía de nuestro sistema político, precisa, como
complemento indispensable, unos partidos plenamente democráticos y representativos, en los que sus dirigentes respondan ante la base electoral
que les sustenta.

Creemos que el sistema actual de elección o designación de dirigentes y
candidatos ha dejado de ser representativo, de forma que los acuerdos entre
responsables territoriales corren riesgo de suplantar la opinión de los
militantes.

Consideramos que la participación directa de los afiliados en los procesos
de elección refuerza la cohesión y la unidad, ya que la mejor fórmula de
legitimación de un líder y de un proyecto político es la que emana del más
amplio apoyo de las bases del partido y de la leal aceptación del resultado
por parte del resto de los candidatos. Es el camino que han tomado los
partidos de nuestro ámbito ideológico en Gran Bretaña, Francia, Colombia
o México, sin contar con el ejemplo que cada cuatro años muestran los
partidos norteamericanos.

Queremos que estas premisas sean abordadas, sin temor ni complejos, en el
próximo Congreso Nacional del Partido, porque constituyen el mejor
instrumento para conformar el liderazgo político esencial para afrontar con
las mayores garantías de éxito cualquier convocatoria electoral futura.

El Partido Popular debe retomar, de forma audaz, la bandera de la regeneración democrática con la que ganó las elecciones de 1996 y proyectarse ante la sociedad como una formación política de centroderecha democrática y moderna, cuyos valores fundamentales sean la defensa de la libertad, el reformismo y la unidad de la Nación Española, patria común de ciudadanos libres e iguales en derechos y deberes.

Por todo ello, solicitamos el establecimiento de un sistema de elecciones primarias, a través del cual, los militantes del PP puedan elegir de forma universal, directa, libre y secreta a los presidentes, así como a los candidatos que, desde la oposición, vayan a encabezar las listas electorales con la aspiración de lograr la victoria, tanto en el ámbito nacional, como en los autonómicos y municipales. Un afiliado un voto.

Etiquetas: , , ,

6 Comments:

At 02 mayo, 2008 17:18, Anonymous jorge e. said...

Lo suscribo.

 
At 02 mayo, 2008 17:57, Anonymous Vimes said...

Vaya, hacía tiempo que no me pasaba por aquí...

Mira, por una vez voy a coincidir contigo: las primarias son la única manera decente de que un partido elija a sus líderes.

Un cordial saludo.

 
At 02 mayo, 2008 18:27, Blogger Cocodrilo Dundee said...

Yo también lo suscribo.

 
At 02 mayo, 2008 20:01, Anonymous parasito said...

Vaya por Dios, aquí no descansáis ni en puente.
Pues yo también suscribo 100%.

 
At 02 mayo, 2008 23:38, Blogger Así está Murcia said...

Sin duda, un gran día para publicarlo, un simbolo de la lucha de los españoles o los militantes de base, ante la inactividad de "las altas esferas"

 
At 03 mayo, 2008 12:39, Blogger AMDG said...

Creo que vuestra estrategia debe ser mantener el ruido de fondo con cosas como esta. Para este congreso creo que ya es tarde.

No hay problema, Rajoy y su equipo no van a poder mantener el tipo.

Admito apuestas.

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Baby

 

 

AVISO: Este blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LSSI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio no será publicado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. El spam queda prohibido.
  

Site Meter