<$BlogMetaData$>

miércoles, febrero 28, 2007

“Mal de archivo”

Hace tiempo que muchos ciudadanos contemplamos estupefactos la campaña desatada a favor de la recuperación de la llamada “memoria histórica”. En ella se persigue con saña cualquier recuerdo de los vencedores de una contienda que terminó hace 70 años y de un dictador que murió en su cama hace 30. En apoyo de la misma se han contratado unos personajillos de tercera fila, entre los cuales figura, curiosamente, uno que fue una figurilla en aquel régimen.

Se persiguen implícitamente los signos de identidad nacional, las convicciones, las creencias, lo valores de una parte muy importante de los ciudadanos. Es significativo que un ministro del actual Gobierno considerase que la enorme bandera nacional en la Plaza de Colón en Madrid “hería su sensibilidad” y que se evite sistemáticamente el uso del himno nacional, atacando a los ciudadanos que terminan su manifestaciones o concentraciones cívicas con el.

¿Porqué este encarnizamiento?

Hace un tiempo cayó en mis manos un libro del francés Jacques Derrida: “Mal de archivo”. Derrida comienza el libro contando el origen de la palabra archivo. En la antigua Grecia los ciudadanos, elegidos por sorteo para regir la ciudad durante un tiempo, los arcontes, guardaban en su casa las leyes y eran los encargados de su interpretación. Las guardaban en un arkhé, arca, archivo. Los judíos guardaban sus libros sagrados en el Arca de la Alianza.

Derrida continua: todos tenemos nuestra personalidad basada en el archivo de convicciones, creencias y valores, nuestro arkhé. El impulso de muerte se manifiesta en un impulso de destrucción de este arkhé, es el “mal de archivo”. La tarea de un psicoanalista consistiría en restituir en la persona en cura este arkhé destruido. El libro de Derrida sigue por otros derroteros interesantes pero que no hacen al caso.

A la luz de las ideas de Derrida se me ocurre que la Ley de Memoria Histórica busca simplemente destruir el archivo de valores, creencias y signos que constituyen el archivo, el arkhé, de muchas personas. Esta destrucción llevaría a una “neurosis” que les imposibilitaría manifestar abiertamente estos valores y creencias o utilizar los símbolos que representan a su nación. En definitiva privar de unas armas que contrarrestarían una ideología que pretende permear sin resquicios a toda la sociedad y de luchar contra una política embarcada en el troceamiento de la soberanía nacional. Esto a mi manera de ver explica este encarnizamiento y esta ley aparentemente tan innecesaria. Creo que también explicaría esa sensación de alegría y libertad cuando en una manifestación ondean las banderas españolas o se oye con emoción el himno nacional. Equivale a decir: ¡Estamos curados!

Etiquetas: , ,

6 Comments:

At 28 febrero, 2007 22:19, Blogger zetapolleces said...

Exactamente, Maldoror. Es lo que llevan décadas tratando de hacer, y lo han logrado en gran medida.

Pero las 2 últimas manifestaciones (Foro de Ermua y AVT) han demostrado que la neurosis no es tan profunda, y que todavía hay muchos a los cuales no les han logrado borrar definitivamente el disco duro.

Parece que los acordes del himno lograron recuperar -al menos en parte- el archivo.

Y está muy bien.

Bienvenido!

 
At 28 febrero, 2007 23:48, Anonymous Dicaster said...

muy interesante la teoría del mal de archivo. Casi logran convencernos a todos.

 
At 01 marzo, 2007 08:10, Anonymous Yeager said...

Bienvenido Maldoror

Veo que ya te ha "fichado" Aleon.

 
At 01 marzo, 2007 09:34, Anonymous Jorge E. said...

Vienen tratando de destruir nuestro archivo de valores, creencias y signos desde hace 30 años.
Ha quedado demostrado que no lo han logrado totalmente.
No va a ser tan fácil.

 
At 01 marzo, 2007 15:49, Anonymous Delorean said...

estupefatos nos dejaron esta mañana. Vaya panda de hijos de puta, excarcelado y excarceladores.

 
At 02 marzo, 2007 19:30, Blogger AMDG said...

¡Bienvenido!

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Baby

 

 

AVISO: Este blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LSSI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio no será publicado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. El spam queda prohibido.
  

Site Meter